Encuesta Complementaria de Bienestar Social

El principal instrumento de caracterización socioeconómica del país, Casen, está centrado principalmente en resultados de condiciones materiales de las personas. El Ministerio de Desarrollo Social y Familia ha identificado que el diagnóstico de la situación socioeconómica del país estaba incompleto, ya que carece de información respecto de las experiencias y evaluaciones sobre la calidad de vida que enfrentan las personas.

Esto ha sido una tendencia mundial en los últimos años, por lo que en la búsqueda de modelos que complementen el bienestar material con condiciones de calidad de vida, en conjunto con el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD), es que se decide trabajar con el modelo de bienestar planteado por la OCDE (2011) en su serie de documentos “How’s Life?: Measuring well-being”. Este modelo de análisis propone dimensiones materiales y de calidad de vida que logran un diagnóstico completo del bienestar de las personas.

De esta forma, se hace una propuesta del modelo ajustado al país, identificando entre estudios cualitativos cuáles son los temas relevantes a incorporar en cada una de estas dimensiones y validando estos con organismos del Estado y académicos, entre otros. Así, la Encuesta Complementaria de Bienestar Social tiene por objetivo:

  • Disponer de información de cómo las personas evalúan su propia vida y sus sentimientos.
  • Generar una batería de indicadores de bienestar que contribuyan a la generación y evaluación de políticas sociales en el país.